[El Cartucho Sibarita] El rolero Mass Effect 2



Siguiendo con esta semana de estrenos, hoy comenzamos una de las más polémicas secciones de nuestro nuevo formato: El Cartucho Sibarita. Y es que en El Cartucho Contraataca no buscamos juegos excelentes o geniales sino juegos perfectos y... los hay pocos. ¿Qué ‘must have’ no tiene sus pequeños fallos? ¿Cuál se libra de la quema?

Hoy nos tocará destripar algunos de los defectos de uno de los mejores juegos (¿el mejor?) del año pasado: el rolero Mass Effect 2. Seguid leyendo y ya entenderéis porqué.

Más de un año ha pasado ya del lanzamiento para PC y Xbox 360 de este gran juego que llegó con fuerza (no esa fuerza, jedi) para colocarse entre uno de nuestros cartuchos favoritos. Nuestro compañero Drakons ya se encargó en su día de realizar un exhaustivo análisis sobre todas las bondades de la particular odisea espacial de Bioware.


Yo, como acérrimo seguidor de la compañía, no dudé ni un momento en hacerme con él cuando, a finales del mes pasado, vio la luz finalmente en PlayStation 3. Un año de espera compensado con unas 6 horas de contenido adicional y un cómic interactivo, para narrar lo acontecido en la primera entrega, bien valía la pena con tal de disfrutar de esta auténtica bestia.

Una historia realmente envolvente, muchos personajes carismáticos (algunos más que otros), una música que ya quisieran algunas superproducciones de Hollywood, su ajustada jugabilidad... bondades y más bondades. Al fin el género del rol llevado a lo más alto, ¿o no?

Y es que es ahí dónde me tiemblan los dedos. Decir que Mass Effect 2 es un juego de rol se me antoja... arriesgado. ¿Conversaciones? Sí sí, si conversaciones tiene (por un tubo): y muy buenas. ¿Libertad de acción? Sí, si libertad de acción la tienes desde un principio: toda la galaxia para ser explorada en el orden que prefieras. ¿Habilidades para desarrollar tu personaje? Claro, las habilidades también están ahí: puedes especializar tu personaje para usar potentes poderes especiales.

El problema está en la base jugable. Una vez te pones a los mandos de verdad, te das cuenta de que o te gustan un poco los FPS (juegos de pistolitas en primera persona, para entendernos) o estás perdido. Dónde se cuece el pescado, cuando toca aporrear los mandos, te encuentras con tu pistola dando tiritos a todo lo que se mueve (bueno, cuidado dónde apuntas, también...).


A ratos parece un shooter super-rol-vitaminado y a ratos es un RPG con fases pasillo de tiritos. A grandes rasgos, vamos.

Quizá sea esa especial capacidad para mezclar rol del bueno (tus conversaciones realmente tienen repercusiones en la historia, las habilidades llegan a ser realmente determinantes en algunos momentos, la galaxia es realmente enorme para explorar...) con la acción frenética que solo algunos FPS son capaces de aportar, su mayor virtud, digo, defecto.

¿Qué opináis? ¿Algún defecto más para nuestro querido Mass Effect 2?

3 comentarios:

Drakons dijo...

La guinda hubiese sido que pusieras en el título MASS DEFFECT 2 jejejeje si totalmente deacuerdo, en el mass effect 1 esto se notaba pero menos, en el 2 es prácticamente UN FPS con tintes de rol, no sabría si el Borderland incluso tiene más tintes de rol jajaja

Unreal dijo...

Además de una conversión a PS3 con bugs un tanto... ¿TOCAHUE?. La corrupción de partidas después de alguno de los bloqueos que ocurren en el juego es un Mass Fail xD.

ToniCae dijo...

y que lo digas!
desde Bioware recomiendan no jugar demasiado tiempo seguido para evitarlo en lo posible... yo lo intento pero...

Publicar un comentario