[El Interior del Cartucho] El síndrome de Stendhal, Fallout 3 y la paradoja de un jugón



El síndrome de Stendhal, o síndrome de Florencia, y cito a la Wikipedia, es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando un individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas o están expuestas en grandes cantidades en un mismo lugar.

¿Puede darse dicho síndrome en el mundillo de los videojuegos? Hoy me sentaré en el diván y os contaré mi pequeña experiencia con Fallout 3 y mi particular síndrome del Yermo.

Para poneros en situación primero os contaré qué clase de jugón soy. Porque videojugadores los hay de muchos tipos: tenemos a nuestros amigos casuals, los imbatibles hardcores, los media-hora-cada-día o los no-me-acuesto-hasta-que-no-me-lo-termino... Y de entre toda esa multitud de subclases de jugones me podría definir a mí mismo como de aquellos que cogen un juego y siempre quieren exprimirlo al 100%.

No, no me metería en esa categoría de los que miran la lista de logros y se dejan los dedos hasta que se los consiguen todos. Ni tampoco estaría en esos que pasan horas y horas hasta que se convierten en el puto e invencible amo. No tengo tiempo para ninguna de las dos, ya me gustaría.

La puntuación del Tetris tenía un límite, sí, no cabían más números.

Soy de esos que no compran muchos juegos, pero cuando meto un cartucho me gusta saborearlo con calma e intentar extraer todos sus secretos. Soy de los que prefieren hacer siempre las misiones secundarias antes que la principal. De los que se patean el mapa entero antes de hablar con ese NPC que te permite pasar a la siguiente fase.

Por poner un ejemplo, me acabé Dragon Age: Origins con más de 100 horas, cuando la media es que se pueda completar en unas 50-60 horas. En Mass Effect 2 gasté casi 80 horas, cuando en menos de 30 puedes acabarlo sin problemas. Y en, por ejemplo, MGS4: Guns of The Patriots, eché mis 25 horitas cuando lo normal rondarán las 15.

Aunque el ejemplo más claro es mi juego favorito por antonomasia: Shadow of the Collossus. Las mejores horas del juego las pasé simplemente yendo de acá para allá por el fantástico mundo que Team ICO había construido. Ir a encontrarme con el siguiente coloso era solo una excusa con tal de descubrir cada rincón de aquel fantástico juego: esa perdida playa, aquel lago, esa gruta recóndita... Y no había gran cosa que hacer, a parte de coger las frutitas y cazar los lagartos, pero los paseos y las vistas eran simplemente geniales. Agro, tú y el mundo: ¡genial! (se me vienen las lagrimillas a los ojos)


Pero este jugón parece que ha encontrado, tantos años después, la horma de su zapato en Fallout 3. Lo empecé a jugar hace algunas semanas y os puedo asegurar que sentí un poco el síndrome de Stendhal a mi manera.

A mí que me gusta visitarlo todo, realizar todas las misiones secundarias, investigar todas las armas, recorrer hasta el último resquicio... de repente ¡ZAS! sales al Yermo y estás a tu suerte. De repente, los sudores: ¿voy directo a Megatón o doy un rodeo por allí? ¿y si investigo esa carretera? Más tarde, cierto vértigo y confusión: no puedo seguir por ahí porque hay demasiados saqueadores, voy a tener que dejar esta tarea secundaria porque los hombres cangrejo me dan para el pelo. Me daba la vuelta y veía un perro corriendo hacia mí. Volvía la vista y allí estaba otro pueblo en el horizonte que quería descubrir. ¿Estaba teniendo alucinaciones o todo era real? xD


En serio, para mí que quiero descubrirlo y jugarlo todo, Fallout 3 es simplemente... demasiado grande. Me he sentido abrumado, pequeño, insignificante, demasiado débil. Y lo mejor de todo es que, sencillamente, me encanta. Sí, quizá haya tenido que dejar esa misión secundaria para más adelante, pero os aseguro que volveré y la completaré cuando alcance mayor nivel. Sí, esa bifurcación del metro aun no la he visitado porque la radiación era demasiado fuerte, pero ya volveré cuando tenga más Rad-X.

La paradoja de este jugón es querer verlo todo y encontrarse de repente en el Yermo. Eso es lo grande de nuestro mundillo: cuando te creías que lo tenías, siempre tienes más ;)

11 comentarios:

hadouken dijo...

Vaya regalazo amigueti

ToniCae dijo...

es que vosostros sí que sabéis como cuidarme

Drakons dijo...

Grande juego Fallout 3!!! literálmente, lo tengo instalado en el pc para algún día explorar la otra mitad del mapa que jamás tuve tiempo de descubrir jaja, 80 horas en mass effect 2 me parece muy enfermo :P jajaja

ositoster dijo...

Yo llevo 128 horas en Dragon Age Origins (contando DLCs) y 113 horas en Mass Effect 2 así que si, yo se lo que se siente xD.

Y no hablemos de Final Fantasy X y XII que juntos superan las 400 horas. Pero yo soy el que se pasa completamente el juego de nuevo después de acabarlo, así que obviamente son de varios recorridos.

Con Fallout 3 me pasó lo descrito en la entrada, después de unas 23 horas de juego hice una pausa y lo tengo pendiente, pero después de leer de personas que le han dedicado 200 horas al juego temo que yo vaya a hacer lo mismo, y ya no tengo tanto tiempo para eso...

Drakons dijo...

yo soy un puerquecillo aficionado a vuestro lado, por ejemplo Fallout 3 me lo pasé en casi 40 horas, Mass Effect 2 en 38, Dragon Age con 73 horas lo completé, quizás Dragon Age es el Rpg que más tiempo he jugado aunque nunca pude calcular lo que me costó pasarme Baldur´s Gate 1 y 2 o NeverWinter Nights, pero estoy seguro que no tanto, Oblivion con 60 horas lo concluí, yo la verdad que soy ir directo a la historia principal salvo con oblivion que no pude evitar la belleza del entorno y perderme en la casi infinita exploración que te conceden estás geniales experiencias de juego, sin duda a día de hoy es lo que más valoro en un juego, libertad de exploración bajo grandiosos y variados paisajes!!!

Arturo dijo...

Pues no pruebes nunca el new vegas, xq tiene mucho mas contenido que el fallout 3 xD

coincido en la clase de jugón y aún voy mas allá, yo tengo un tiempo acumulado de 280h en el dragon age origins (cuenta el awakening y los dlc tb) y mas de 100 en el mass effect 2 ;)

Adrian dijo...

Yo estoy empezando justamente con el Fallout 3, y si bien las primeras horas estaba muy emocionado, ahora lo estoy un poco menos. La razon es que veo muy parecido los paisajes hasta el momento, o sea todo desolacion. Entiendo que tiene que ser asi, pero bueno yo con el morrowind casi nunca usaba el transporte, por que cada locacion era un mundo nuevo, montañas frias, pantano, playas, bosques, verde, rojo, marron. En el fallout todo color tierra. Igual lo sigo disfrutando y capaz que con el tiempo empiece a ver paisajes un poco diferentes. Ya llevo unas 15 horas y casi nada de la historia principal. La verdad que me extraña que no haya mas juegos de ese estilo, deberian ser los fps de la actualidad, son tan entretenidos, tan largos, tan enviciantes.

Mauro Piccolo dijo...

Me identifico taanto con tu manera de jugar como con el caso Fallout 3.

RoY^ dijo...

345 Horas en el Fallout 3 mas sus expansiones. ¡Y aun me he dejado cosas por ir con prisa! Pero a mi me pasa como a ti, me encanta explorar zonas, sitios, dislumbrar el trabajo de cientos de personas, su creatividad, el enfasis que albergaron al colocar cierto objeto en cierta zona. El Yermo es un mundo aparte, uno inteligible, en donde nos podemos sumergir y no despertar en un gran letargo. En definitiva, es un Fallout.

ToniCae dijo...

Me alegro de no ser el único enfermo, esta vez, literalmente xD

QWERTY dijo...

...subiste al jardín, Wander???...

Publicar un comentario