[Los Cartuchitos] No More Heroes, No More Heroes 2: Desperate Struggle y el videojuego de autor de Suda51



Wii ha sido, y parece que seguirá siendo, una consola que, aunque nos pese a los más puretillas y hardcore gamers, ha sabido llegar a las masas. Su sistema de control tiene bastante culpa, pero ha sido su amplísimo catálogo de juegos casual el que ha hecho el resto.

Aun así, nuestra pequeña blanquita, nos ha traído algunas joyas no tan destinadas al gran público. O al menos, y es el caso que nos ocupa hoy, de esas que debes ser un tanto friki para saber disfrutarlas al máximo. Hablo de la saga No More Heroes, un imprescindible de la consola pero... solo si eres tan friki como su creador, Suda51. Venid conmigo y os explico por qué.

De Goichi Suda, aka Suda51 (un juego de palabras con su propio nombre: en japonés go significa 5 e ichi significa 1), podríamos decir que tiene una forma particular de hacer videojuegos. Es algo que salta a la vista en cuanto te pones delante de alguna de sus creaciones. Por ahí se dice que su forma de hacer videojuegos puede ser comparable al llamado, en el séptimo arte, cine de autor. Pero no penséis en ese cine de autor de largos planos y pocas conversaciones, sino en aquel en el que el propio director es el autor en sentido COMPLETO de su obra (director, guionista, ilustrador...) de forma que ésta acaba siendo, en cierto sentido, un reflejo de su propia personalidad. Woody Allen o Alfred Hitchcock son dos ejemplos de cine de autor. Suda51 sería su equivalente en el videojuego de autor.

¿He dicho ya que era friki? Aquí está en su casa con una réplica de 
la katana láser del protagonista... juzgadlo vosotros mismos

Así como si ves una peli de autor sabes al momento de qué director es, al jugar un juego de Suda51 tienes la misma sensación. Tienen algo especial, un toque diferente, que es fácilmente atribuible a su autor y su equipo, Grasshopper Manufacture. No More Heroes es la confirmación del hecho. Y lo es en el sentido de que Travis Touchdown (su protagonista) bien podría ser el alter ego digital de su creador.

No More Heroes tiene un aroma muy fresco, desenfadado y divertido. Es un juego muy friki, a ratos es como estar viendo un anime. Tiene ese toque de humor sexy tan característico de las producciones para adolescentes (y no tan adolescentes) japonesas. Esos momentos old school (de la vieja escuela) en los que parece que viajaras atrás en la historia de los videojuegos. Muchos guiños al propio jugador como esos momentos en los que Travis y los otros protagonistas hablan directamente a cámara. Y al final no es más que una pequeña broma que Suda51 te está gastando. ¡Genial!

Pero vayamos por partes.


No More Heroes fue el principio de la saga. En él encarnamos a Travis Touchdown, un otaku, friki del manga, anime y los videojuegos. Después de ganar un sable láser (sí sí, de los de la Guerra de las Galaxias) por Internet conoce a Sylvia Christel, una despampanate rubia que le ofrece fama y dinero si se convierte en el asesino más famoso del lugar. Para ello, lo único que deberá hacer será eliminar a los otros asesinos que estén por encima de él e ir así ascendiendo en la lista hasta convertirse en el número uno.

Como base jugable podríamos decir que es un juego de acción con tintes de sandbox. En un principio tienes una ciudad abierta ante tí que podrás recorrer a pie o a lomos de tu moto (un esperpento futurista). Para enfrentarte a los asesinos de la lista tendrás que pagar una cuota, así que repartidos por el mapa habrá una serie de trabajitos que podrás hacer para ir ganando dinero.

Una vez reunido el dinero, llegas a la guarida del malo (un colegio, un estadio de beisbol, una playa...), matas a unos cuantos enemigos clónicos y, finalmente, te entrefrentas cara a cara con él. Además de esto, repartidos también por el mapa habrá diferentes localizaciones en las que podrás interactuar: un gimnasio para mejorar tus habilidades, una tienda de katanas mejoradas (con chica despampanante también incluida), un tienda de ropa para personalizar tu aspecto...

Dos artworks de un par de chicas del juego, para que os hagáis una idea.

Es un juego de acción muy directa, de frenéticos combates y con un control muy sencillo. Lo más destacable son sus valores de producción con un estilo visual muy característico. La variedad de las misiones no destaca excesivamente, pero todos (o casi todos) los asesinos son terriblemente carismáticos y la personalidad de Travis es tronchante. Todo eso, unido a las constantes sorpresas a las que te somete Suda51 lo hacen un juego muy muy recomendable. Ah, y el final abierto que clamaba a segunda parte.

Lo más criticado fue que es un tanto repetitivo, quizá demasiado corto y que su esquema de ciudad abierta (aunque prácticamente vacía) junto con esos viajecitos en moto no acababa de funcionar.


Para su secuela, No More Heroes 2: Desperate Struggle, parece que Suda51 aprendió de todas estas críticas. El esquema seguía siendo el mismo, con la ciudad y los puntos de interés, pero se eliminó de un plumazo la moto y los trayectos: directamente podías viajar de localización en localización a través del mapa. También en este segundo juego se cambió la mecánica de los trabajitos para ganar dinero. Ahora en vez de realizarse a lo largo de la ciudad, se trataba de pequeños minijuegos con marcado acento retro.

Por lo demás, más de lo mismo, pero mejor: un control aun más depurado, unos enemigos un poco menos muñecos de trapo listos para el matadero, más asesinos super carismáticos, más humor, más giros, más... Suda51.

Como nota curiosa, la primera parte de No More Heroes llegó censurada a Europa y América, cambiando la sangre por unas especie de explosiones de color negro, mientras que su segunda parte llegó intacta con sus litros y litros de pixelada sangre xD


Lo dicho, una saga altamente recomendable si tienes una Wii. La disfrutarás sí o sí, pero lo harás más si eres un poquito friki. Yo lo soy, y puedo decir sin miedo que son unos de mis juegos favoritos de dicha consola, sino los que más. Todo el rato que estuve jugando a No More Heroes tenía esa sonrisilla de jeje, que chulo está esto y luego esa de joder, ¡qué friki!, sin olvidar la de Suda, eres el puto amo. ¡Queremos tercera parte ya!

2 comentarios:

Drakons dijo...

me maté 3 final boss o asesinos y esas partes me parecieron sublime, unas conversaciones simplemente geniales, pero supongo que la parte sandbox, el control de la moto, los trabajos, lo repetitivo que era llegar hasta los malos malísimos me hizo abandonarlo, una pena :(

Seguramente el 2 me enganchase más y me animaría a pasármelo, aunque me ocurre con todos los juegos de wii, me encantan pero al final termino abandonándolos, no me he pasado ningún juego de wii XD jajaja

por cierto que gran portada del post! me gusta mucho jaja

ToniCae dijo...

jeje! una pena que lo abandonaras, porque los final bosses son cada vez mejores
pero sí, tienes razón y muchas de las críticas ya lo decían también, la primera parte de NMH tenía algunas lacras que podían echar por tierra todas sus virtudes si no eras capaz de salvarlas

Publicar un comentario